¿CÓMO SOBREVIVIR A LA PRESIDENCIA DE TU COMUNIDAD DE VECINOS?


Presidente de la comunidadA pesar del tono bromista con que se nos presenta en las series de televisión ser nombrado Presidente de la Comunidad, todos tememos en mayor o menor medida, el momento en que nos toca ejercer este cargo.


La Comunidad de Propietarios, se rige por una serie de órganos de administración como son; la Junta de Propietarios, el Presidente y Vicepresidente, el Secretario y el Administrador.

Estos cargos tendrán la validez de un año, a no ser que, en los Estatutos de la Comunidad, se establezca un plazo diferente. Por ejemplo, es muy común que, en las Comunidades muy numerosas, se fije un período de seis meses para el desempeño de estos cargos.

La elección del Presidente puede hacerse por sorteo, por votación de los propietarios o por turnos rotatorios entre los vecinos.

Según la Ley de Propiedad Horizontal, (artículo 13 Ley Propiedad Horizontal), es obligatorio aceptar el cargo de Presidente de la Comunidad. No obstante, existen circunstancias personales, que podrían eximirnos del cargo, la más común por acuerdo entre los Propietarios, sería la de saltar el turno de algún vecino por su edad avanzada o motivos de salud. En caso de no existir acuerdo para evitar su nombramiento, el propietario designado, dispondrá de un mes, para solicitar su renuncia ante el Juez, basándose en circunstancias de enfermedad, incompatibilidad con su trabajo, no residir en el edificio…. Y en caso de aceptarse la renuncia, será el propio Juez el que designe nuevo Presidente entre los vecinos.

¿Cuál es mi papel como Presidente de la Comunidad?

Si te encuentras en el mejor de los casos, es decir, dispones de un administrador que realice por ti los trámites y gestiones descritos anteriormente, tu figura es la de mero representante legal de la Comunidad.

Sino, debes poner en marcha los acuerdos adoptados en la Junta de Propietarios (artículo 17 LPH), que pueden ser sobre la ejecución de obras, contratación de un servicio de limpieza o conserje, reclamación de las cuotas impagadas a los vecinos morosos, hacer frente al pago de reparaciones, suministros…

Por tanto, podemos encontrarnos ante una figura meramente presencial en las Juntas de Propietarios, si disponemos de un administrador, ya que es éste quien se encarga entre otras tareas de; presentar las cuentas, elaborar presupuestos, reclamar a los vecinos morosos, ocuparse del pago de suministros y proveedores, redactar las actas… o como todavía ocurre en muchas Comunidades de Propietarios, tener que desempeñar el doble papel de Presidente-Administrador.

Según la LPH es obligatorio celebrar una Junta Ordinaria al año, en la que se aprobarán las cuentas y el presupuesto de la Comunidad y se nombrará si corresponde al nuevo Presidente. En cuanto a las Juntas Extraordinarias, pueden convocarse por el Presidente, siempre y cuando se solicite al menos por la cuarta parte de los propietarios, o por quien represente al menos el 25% del coeficiente de participación de la Comunidad.

Es el Presidente quien debe responder de su gestión ante la Junta de Propietarios, así como ejecutar los acuerdos adoptados en la misma, ya que son de obligado cumplimiento. En caso de desavenencia con los vecinos o la no puesta en marcha de los acuerdos, podría acabar el asunto en los Tribunales.

¿Quieres llevar el peso y gestión de tu Comunidad? Quítate esa responsabilidad de encima y delega su administración.

Contacta con nosotros en info@gestionepertu.es e infórmate de nuestros competitivos precios para administrar tu Comunidad de Propietarios.

Comparte nuestro contenidoShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Los comentarios están cerrados.