REGISTRO DE JORNADA OBLIGATORIO PARA TODOS LOS TRABAJADORES

El Real Decreto Ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, ha establecido la obligatoriedad del registro de la jornada para TODOS los trabajadores a partir del 12 de mayo de 2019.

El artículo 10 del nuevo RDL modifica el artículo 34, del Estatuto de los Trabajadores, estableciendo lo siguiente:

La empresa garantizará el registro diario de jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora, sin perjuicio de la flexibilidad horaria que se establece en este artículo. Mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores en la empresa, se organizará y documentará este registro de jornada. La empresa conservará los registros a que se refiere este precepto durante cuatro años y permanecerán a disposición de las personas trabajadoras, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social”.

Por tanto, la obligación del registro de la jornada, que ya existía para los trabajadores a tiempo parcial, se extiende ahora a todos los trabajadores de la empresa.

Este cambio entrará en vigor el 12 de mayo de 2019, a los dos meses de su publicación en el BOE.

Aunque en el Real Decreto Ley no se establece un modelo oficial o sistema, sí se indica que el registro incluirá el horario concreto de inicio y fin de cada jornada de trabajo.

La empresa tendrá la obligación de conservar los registros durante 4 años, en los que deberán estar a disposición de los trabajadores, representantes legales e Inspección de Trabajo.

Abre la puerta a que, a través de negociación colectiva o acuerdo de empresa, o en su defecto decisión del empresario, se pueda organizar y documentar el registro de la jornada.

Lo que sí podemos adelantar es que, por parte de la Inspección, no creen que sea realmente efectivo el registro de la jornada en papel. Mostrando su predilección por sistemas informatizados o automatizados que garantizan menor manipulación.

El incumplimiento del registro de la jornada queda tipificado como una infracción grave en materia de relaciones laborales, cuya multa oscilará entre 626 o 6.250 euros, en función de la gravedad de los hechos.

Comparte nuestro contenidoShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Los comentarios están cerrados.